miércoles, 26 de marzo de 2014

Galletas de la fortuna


Estaba pensando en alguna manera de dejar mensajes secretos y me vinieron a la cabeza las galletas de la fortuna. Nunca antes las había hecho, así que me propuse ver qué tan difícil era hacerlas y ¡es lo más sencillo del mundo!


Eso sí, una vez salen del horno tienes segundos para darles la forma final, así que solo se pueden ir haciendo de dos en dos.

Ingredientes (14 piezas)

1 clara de huevo
2 cucharaditas de aceite vegetal
½ cucharadita de vainilla
1 cucharada de agua
4 cucharadas de harina
4 cucharadas de azúcar
1 cucharadita de maizena
1 pizca de sal

Como con todas las recetas, mezcla primero los ingredientes líquidos y sólidos por separado. Tamiza la mezcla con la harina sobre la mezcla que contiene el huevo y bate alrededor de 2 minutos para integrar bien los ingredientes.


Te debe de quedar una mezcla suficiente para crear 14 galletas. Puedes ir precalentando el horno a 150ºC


Con una cuchara extiende la  mezcla sobre una superficie antiadherente sobre tu bandeja para el horno. Empieza haciendo dos galletas de un máximo de 7cms de diámetro.


En la foto me parece que quedaron muy gruesas las galletas, tienen que se delgadas como el papel para que queden crujientes y se hagan más rápido en el horno.


Tienes que dejar las galletas en el horno hasta que veas que los bordes comienzan a dorarse un poco. Si las hiciste lo suficientemente delgadas, esto pasará a los 8 minutos, pero todo depende del horno así que echale un ojo a la primera tanda de vez en cuando para tener un estimado del tiempo necesario en tu horno.

Ahora es cuando hay que actuar rápido para darles forma. Saca la bandeja del horno, separa la galleta con una espátula.


1. Voltea la galleta
2. Pon el papel en el lado de la galleta que estaba sobre la bandeja
3. Sostén el papel con un dedo
4. Sostén la galleta con las dos manos
5. Comienza a doblar la galleta
6. Primero cierra los extremos porque son los que se ponen más duros primero y si no lo haces rápido el mensaje se saldrá por ahí
7. Yo le di forma con mi dedo, pero si no aguantas el calor de la galleta, puedes darle forma con el borde de una taza
8. Mete tu galleta en un vaso o en un molde para cupcakes hasta que se enfríe para que no pierda la forma

Intenté ser lo más rápida del mundo cuando hice las galletas, pero solo me fue posible hacer 2 cada vez. Se pueden hacer más supongo, pero no quedan perfectas :)


0 comentarios:

Publicar un comentario